27 de enero de 2017

Cambios

Me siento y hecho la vista atrás. Me veo a mí misma hace años. Ni el la misma silla, ni en el mismo escritorio, ni siquiera en el mismo hemisferio. El mundo gira, y con él cada pequeño micro-mundo que cada uno creamos en nuestras cabezas. Desde la típica pregunta de pequeño de qué quieres ser de mayor, al verdadero camino que eliges suele haber diferencia. También el lugar donde te gustaría vivir, tu comida favorita o la clase de pareja perfecta que desearías cambian con el tiempo. Simples detalles, nos convierten en distintos. El cambio pasa, sigue pasando y nunca parará. Es algo continúo. Aunque no nos demos cuenta siempre está ahí. No espera el momento de atacar, porque siempre está presente. No nos tenemos que enfrentar a él, no hay que negarlo, hay que ayudar a que se introduzca en nosotros de lo más suave posible. El cambio es evolución, mejora, adaptación. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada