23 de diciembre de 2012

Contigo

Encofraré todos los instantes a tu lado. Vivamos los dos juntitos de la mano, marcándonos el cuello, comiéndonos a besos. Yo te regalo mis te quieros más sinceros y solo te pido un mañana. Nos agacharemos los dos a la vez a recoger nuestro orgullo en cada cabreo. Fregaremos las lagrimas del otro siempre que se necesite. Vertiremos alegría en cada segundo. Estaré de colchoneta en cada caída, de cojín en tus peores pesadillas y de tirita para curar las más profundas heridas. No pasa nada cariño, la vejez nos coge a todos, lo importante es tener a alguien para rellenar esas arrugas con amor. Pero eso sí, tira el reloj, que el tiempo no es poseedor de nuestros momentos. Los únicos propietarios somos nosotros. Solamente dos, por favor, que nadie más intervenga. Tres son multitud en una pareja. Escucha, no te atormentes si no aguanto durante un minuto entero mirándote a los ojos, es que el brillo de tu iris me deslumbra. ¿Tu sonrisa? Absurdamente perfecta. No sueñes, dime todas tus ilusiones y las vivirás conmigo. Te liaré en papel de fumar los malos recuerdos. Mezclaremos con alcohol el pudor, al vomitarlo saldrá pasión, deseo. 
Cariño, nos adueñaremos de la felicidad y juntos subiremos al edén.

1 comentario:

  1. Hola. Bueno la verdad te felicito, tu blog es magnifico, siempre que entro a un blog que desconozco, lo recorro, y la verdad me leí todos lo que aparece a un costado de la entrada, y concordaba con muchas de esas cosas. Me gusta como piensas y como escribes, desde ahora mismo te sigo(me sorprendí al ver el número de seguidores, ya que escribes muy bien).
    Besos, y si deseas te espero en mi humilde blog.
    Felices fiestas!

    ResponderEliminar