2 de marzo de 2011




Mientras yo estaba fuera, dentro todos estaban con una gran sonrisa en la cara. Me sentía totalmente sola. Alrededor mio había varias habitaciones, con sus respectivas paredes y puertas que era lo que hacía esa gran distancia. Físicamente en torno a mí, mas o menos en torno a 20 metros, había aproximadamente 100 cabezas pensantes. Pero aún así ESTABA TOTALMENTE SOLA. 

2 comentarios:

  1. mas vale solo que mal acompañado.. =)
    y no estabas sola, te tenias a ti misma, tu mejor amiga, la que mejor te conoce y la que mas te tiene que valorar.. =)

    ResponderEliminar
  2. hay momentos de la vida en los que la soledad es tu mejor compañía! y quizás éste era uno de ellos :)

    ResponderEliminar