5 de octubre de 2010



Primero hay un momento en el que crees que lo crees. Después hay un momento en el que crees que lo sabes. Está el momento en el que sabes que lo sabes, pero todavía no puedes decirlo, y entonces está el momento en el que sabes que lo sabes, y ya no te lo puedes guardar más.

No hay comentarios:

Publicar un comentario